lunes, 22 de diciembre de 2014

Pronósticos para el 2015



Cada final de año  dedico tiempo para escribir los “pronósticos” del siguiente, sólo porque entendiendo que hay un ciclo que se cierra y otro que se abre, y este año no será la excepción. 


Para plasmar estas ideas, suelo antes revisar lo que escribí el año  anterior, con el objeto único de saber cómo me fue como “pitoniso”, no  en lo  colectivo, sino  en lo personal. La verdad es que lo pronosticado para este 2014, se acerco mucho  a lo que me ocurrió, eso me dice que me lo creí y actué en consecuencia. Mi visión sobre lo que sería el año estuvo muy acertada, dado todo cuanto logré avanzar en lo personal y profesional. 


Mis pronósticos han sido considerados una sátira para el trabajo que hacen los astrólogos, videntes y economistas; para ellos mis respetos  y  consideración, no pretendo competir con ellos; mi trabajo es distinto, mi mirada busca conectar mis recursos personales “inexplorados” o poco usados,  y sacarlos a relucir en momentos que son necesarios. 


Para este año 2015, que se plantea complejo para quienes vivimos en entornos tan acontecidos,  vulnerables e inestables en muchos sentidos, es preciso considerar lo siguiente: 


La flexibilidad mental será lo que marque la diferencia. En tiempos cambiantes, requerimos soltar la rigidez de conceptos y “verdades” inamovibles, y comenzar a practicar el modelo de pensamiento infantil: Imaginar sin estructura de lo posible o imposible. Pensar como niños permitirá encontrar soluciones poco convencionales. Desarrollar la flexibilidad mental debe convertirse en un hábito cotidiano. 


“Despertar el gigante interior”. El mismo título de un gran libro de Anthony Robbins, y me parece un nombre (y un modelo) muy apropiado para presentar mi idea, sobre la necesidad que tendremos de provocar que surjan de nuestro interior,  una serie de recursos que hemos tenidos “dormidos” por alguna  u otra razón, pero que siempre están allí, y que cuando los estimulamos, ellos salen y hacen su mejor trabajo. Todos tenemos recursos subutilizados que van desde: la manera de sacarle provecho a nuestro capital relacional, hasta la habilidad para concentrarnos en una tarea durante el tiempo necesario para culminarla. 


Formula: Más prosperidad y menos crisis. Tenemos una tendencia, estimulada socialmente, de conectarnos mentalmente con las malas noticias, las crisis, el caos, lo dramático y la victimización. Si somos lo que hacemos con nuestras emociones y pensamientos, debemos procurar  desconectar nuestro estado emocional-mental de todo lo que nos distrae de nuestro interés  de ser prospero y productivos. No propongo que nos hagamos la vista gorda a las circunstancias que nos desafían, y estemos en un mundo paralelo de fantasía  donde no ocurre nada; mi propuesta es que habilitemos nuestra capacidad de darle la justa dimensión a cada hecho, interpretarlo desde la posibilidad de  aprender y luego conectar lo aprendido, con ser más prosperos. Si dedicamos mayor tiempo a buscar la prosperidad, tendremos menos tiempo para sufrir la crisis.  


Generar cambios en el “ahora”. Este nuevo  ciclo demandará no sólo vivir en estado presente cada instante, sino hacer cambios en ese estado; es decir,  hacer cambios al “ahora” que vivimos. Esto implica ser consciente que nada en nuestro entorno cambiará si no  somos capaces de  iniciar el cambio, cada uno tiene la responsabilidad de acudir a sus valores ciudadanos y a su responsabilidad como líderes, a transitar el mundo de  la generación de transformaciones de  las realidades que nos tocan vivir. Se trata de no  dejar que el estado indeseado de las cosas “nos moje los pies”, se trata de hacerse cargo  apenas veas lo que requiere ser mejorado o transformado, tomes acción y líderes el  cambio necesario.  Para esto  se requiere sacar nuestro amor cívico, la bondad y el valor de servir. 


Seguro estoy, que si nos hacemos cargo de poner en práctica lo anterior, trabajar profundamente en nosotros, seremos capaces de superar las circunstancias que nos desafían y no  roban el privilegio de vivir plenamente.   


Háganse cargo de vivir un 2015 pleno, colmado de  alegría y, repleto de acciones apasionadas por ser mejores seres cada segundo.


Siempre tu amigo… 

Amancio E. Ojeda Saavedra
amancio@alianzasdeaprendizaje.com 
@amanciojeda 

sábado, 20 de diciembre de 2014

Gerencia de la felicidad en el trabajo.



¿Es posible encontrar la felicidad en el trabajo?

Los seres humanos deseamos ser felices y buscamos la tan anhelada felicidad por todos lados, en casa, en la escuela, en la pareja, en los regalos, en un paseo, en el trabajo, en los hijos, en la meditación, en un centro comercial, en el club, en la playa, en fin buscamos la felicidad.

¿Y qué es la felicidad?  Para entender este fenómeno tan deseado le pregunte a un amigo global llamado Wikipedia, y esto fue lo que me dijo: “La felicidad (del latín felicitas, a su vez de felix, "fértil", "fecundo") es un estado emocional que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada. Tal estado propicia paz interior, un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que estimula a conquistar nuevas metas ). Se define como una condición interna de satisfacción y alegría que ayuda a muchas personas

¡Uao, que sencillo!

En una oportunidad, inicie un curso preguntando ¿Quién considera que es feliz? 95% de los presentes alzaron su mano; luego pregunté ¿Quién consideraba que tenía una profesión que le hacía feliz?, el 50% de los participantes manifestaron tener una profesión que les hacía feliz y finalmente pregunté ¿Quiénes de los presentes son felices en su trabajo actual? Solo el 20% manifestó sentirse feliz con su trabajo actual.   Continúe afirmando que soy una convencida de que en el trabajo es posible encontrar la felicidad, y pude observar algunas risas discretas acompañadas de algún que otro cruce de miradas escépticas. Mi reflexión: Si no eres feliz con lo que haces pues entonces vete a otro lado, porque estas siendo infeliz a otras personas también, pero antes revisa que te hace infeliz pues de lo contrario, esa percepción de acompañará a donde quiera que vayas. 

Según la encuestadora  Great Place to Work®, a través de un análisis de más de 25 años, los empleados definen un excelente lugar para trabajar “aquel donde confían en sus jefes, el grado de orgullo que sienten por la empresa, donde cada uno entrega lo mejor de sí y trabaja en equipo en un ambiente de confianza”.

Pero, ¿cómo nos sentimos respecto a nuestra empresa? Trabajando.com realizó una encuesta a más de 2.500 personas, donde el 75% señaló no sentirse feliz con su trabajo.
En otra ocasión entrando a una empresa reconocida, me reúno con un Gerente de Operaciones y mientras nos saludamos, ante la pregunta que le hice sobre cuánto tiempo tenía en la organización, su respuesta me sorprendió: “ -17 años siendo profundamente infeliz-“ ¿Cómo pude una persona permanecer tanto tiempo en una organización en la que no se siente feliz?

Cada vez nos resulta más difícil poder conciliar nuestra vida persona con el trabajo, se reduce el tiempo que podemos dedicar a la familia, amigos u otras actividades; y se incrementan el número de horas que pasamos trabajando. Es fundamental fomentar la motivación dentro de la empresa, porque ésta es una herramienta necesaria para mejorar el desempeño en el trabajo.
En una reunión gerencial, en donde debía presentar a la Junta Directiva de la empresa, nuestros de objetivos organizacionales para el próximo año, realice una propuesta de manejar el concepto de felicidad en el trabajo como una estrategia del negocio, acto seguido y casi como un ensayo colectivo, mis compañeros de junta se rieron y me dijeron “esta es una empresa, no un circo”, fundamente mi propuesta argumentando, que un trabajador feliz es más productivo, desarrolla un mayor sentido de pertenencia con la organización, se enferma menos, es más creativo y comprometido lo cual se traduce, en términos de productividad en disminución del ausentismo, rotación de personal y tiempo efectivo de trabajo, por un lado y si nos fuésemos al Balance de Ganancias y Pérdidas de la empresa, observaríamos en el renglón de los ingresos, un incremento en las ventas producto de un trabajador identificado y comprometido con lo que hace, en conclusión, mayor rentabilidad para el accionista…un trabajador feliz…un accionista feliz. La propuesta fue aprobada y los ingresos de esta organización incrementaron en un 20% para el primer año y un 30% en el segundo año de la intervención con un enfoque de la felicidad en el trabajo.

La felicidad es una decisión individual que puedes compartir con otros, es un estilo de vida.  Eres tu quien decide qué hacer con lo que observas, sientes y hablas, la responsabilidad es individual.  

Para mí trabajar es un placer, servir a otros, poner a disposición mis conocimientos y experiencias para que otras personas puedan encontrar su sentido de propósito, eso me conecta con mi esencia, con mi sentido de propósito y cuando haces lo que te apasiona, no hay manera de que las cosas salgan mal, porque aun cuando se presenten resultados distintos a los esperados, siempre miraré la oportunidad de hacerlo mejor.

Así que amigo mío, amiga mía, ¡levántate! Pasa a la acción. Eres el cambio en tu vida, reconoce que te hace feliz, cuál es tu sentido de propósito y se feliz.   Les saluda, con mucho cariño.










Teresa De Gouveia
Gerente de Gestión Humana de Papeles Venezolanos,c.a.
Coach de Liderazgo y Directora de la Red Social Profesional Miradas de Liderazgo
Twitter e instagram: @teresadegouveia



viernes, 19 de diciembre de 2014

Saludando a tu Disfrutólog@



¡Hola! Saludo a esa parte de ti que se empeña en disfrutar la vida sin importar las circunstancias, tan solo por el hecho de que: “Naciste para Ser Feliz sin Excusas”. ¿Qué te parece esta frase anterior?, te invito a que ahora la digas de esta manera: “Yo Nací para Ser Feliz y no Hay Excusas”, ¿te conecta esta frase?, hazla tuya si es de tu agrado y felicitaciones por honrar esta energía.

Disfrutar: es el deleite, el gozo o la búsqueda de satisfacción, y el sufijo olog@: significa aquel que estudia o practica; podemos entonces declarar que un(a) Disfrutólog@ es esa parte de ti que estudia y practica la filosofía del deleite a donde quiera que va, en donde quiera que se encuentre y con quien quiera que esté, indistintamente de las circunstancias. Es una Filosofía de vida, es un estilo o una posibilidad más, a las tantas formas que existen para vivir la vida que gerenciamos.

La otra parte de ti se engancha fácilmente de cualquier cosa y atenta con tu disfrute, colocando cualquier excusa para justificar tu desagrado, malestar o frustrachera. A esa parte la llamo el(la) Quejólog@. Ese que se para en la mañana y dice DIOS que Sol tan Macabro - y si a las pocas horas se nubla dice: Bien bueno pues ahora va a llover. A esta parte de ti quiero decirle que es Válido todo lo que siente, que le damos las gracias juntos tú y yo por mostrarnos tus rasgos en desarrollo, pero sobre todo que “Nada ni Nadie tiene el Poder de Hacerte sentir mal o inferior si Tú no le das ese permiso”. Esto es un poder que cada uno de nosotros otorga o no; a cada elemento que la vida coloca en nuestro camino (Idea, persona, cosa, acto o circunstancia).

Debo confesar que en muchas oportunidades me descubro Autosaboteándome, pero el empeño de la practica Disfrutólogo me rescata,  lo que me ahorra grandiosas cuentas emocionales y físicas que pagamos cuando nos enganchamos.
A continuación comparto contigo el modelo de los 14 comodines, para que evalúes si lo ves como una posibilidad de Autorescate en esos momentos más difíciles o diferentes a lo que esperas:

1.- Cambia Expectativas por Objetivos: Cuando usas expectativas dejas la responsabilidad fuera de ti, cuando te planteas Objetivos asumes la responsabilidad. Vas a una fiesta y en vez de llevar la expectativa  de Bailar, lleva el Objetivo de Bailar, quizás lo hagas hasta sin música.

2.- Honra lo que Sí tienes y no lo que Careces en cada instante: Quizás te raspan en un examen, pero tienes la oportunidad aun de llegar a tu casa,  abrazar a tu familia, comer, beber   y tantas cosas más que si tienes a pesar del hecho del examen.

3.- Haz Valer tus Derechos sin Violar los derechos de los demás: cuando observes actos injustos o carentes de justicia, elabora tu reclamo desde el respeto, evita actos agresivos o sumisos en la convivencia humana.

4.- Sana tus Heridas: historias dolorosas que aun estén presente en tu disco duro, busca limpiarlas como cualquier herida, aférrate al hecho de que En la vida Ganamos o Aprendemos, y que por una razón inexplicable las cosas deben suceder en un orden divino. Busca tu coach, psicoterapeuta, psicólogo, psiquiatra, amigo o cualquier rama a la que le tengas confianza y fe para proponerte a soltar lo que tanto te afecta. Tod@s podemos buscar Ayuda.

5.- Practica el Arte de la Risa: Ríe infinitamente, ríete de ti mism@, ríe de la vida, ríe de todo, ríe con todas las vocales frecuentemente, ríe con alevosía.

6.- Empodérate del Humor: Como  una forma creativa de oxigenar los minutos de endorfinas, Cuando Desaparece el Humor, Aparece el Tumor.

7.- Activa tu Descubridor(a) con flexibilidad: Prueba nuevas comidas, explora nuevas músicas, observa nuevas rutas, conoce nuevas personas, cultiva nuevos hábitos, lee nuevos libros, supera tus propios aprendizajes.  

8.- Estimula tu cuerpo con las cosas que te encantan diariamente: Cine, Arte, Amigos, Deportes, Sexo, Cocina, Servicio, Liderazgo, Descanso, y tantas que te sumen y te nutran de maravilloso gozo personal sin que nada de lo que escojas interrumpa el gozo de otros.

9.- Dale la Bienvenida a Todas las Emociones: ríe, asómbrate, ama, moléstate, llora, preocúpate, disfruta, y que todas fluyan y pasen sin discriminación, solo que ahora consciente de tu poder le dedicaras el tiempo necesario a cada una sin que te conviertas en una presa de la emoción, Aprende del momento y sigue.

10.- Usa el Modelo del Ho´oponopono del Dr. Len: Utilizando el Perdón, el Reconocimiento, El Amor y la Gratitud.  Esto lo puedes buscar por internet y elegir un momento de tranquilidad para hacer este ejercicio de Liberación tantas veces como lo desees.

11.- Utiliza la Filosofía Japonesa MOTTAINAI: Significa demasiado bueno para desperdiciarlo, optimiza tu tiempo, dinero, pareja, trabajo, amigos, familia, recursos,  vida,  porque son demasiado buenos para desperdiciarlos, evalúa como les puedes sacar mejor provecho y no lo deseches o malbarates a la primera. Rehúsalos, Protégelos, Re ingénialos.

12.- Elije por Auto conveniencia: así como aprendiste a elegir la ropa que te conviene, la comida que te conviene o las rutas que te convienen, necesario es aprender a elegir las personas que te convienen y los pensamientos que te convienen.

13.- Equilibra tu EGO: mantente importante con la consciencia que tod@s también lo somos.

14.- Convive con el Rechazo: de otros que te verán extraterrestre, diferente y hasta paralelo, quizás te enjuicien de soñador, desconectado, irrealista, inconsciente,  etc.,  porque les parecerá demasiado extraño tus actos observables frente a momentos difíciles,  pero entiende que cuando una persona Alaba o Critica se Recuerda a sí mism@, y que así como lo has hecho en muchas  oportunidades, el elegir decisiones favorables o de Autobeneficio es vivir y caminar en absoluta Libertad, indistintamente de lo que el mundo opine.

Ahora reflexionemos juntos, ¿Qué tipo de perfil estamos mostrándoles a nuestros hijos como Padres en esta Venezuela de hoy, Disfrutólog@s o Quejólog@s? Ellos tendrán la misma Licencia.
¿Qué perfil están viendo los niños en los salones de clases mostrado por sus profesores?

¿A quién honramos en los puestos de Trabajo en nuestras empresas con mayor frecuencia? ¿Disfrutólog@ ó Quejólog@?

¿Puedes imaginar que más personalidades como tú se vallan sumando hasta obtener un presidente Disfrutolog@, políticos Disfrutólog@s, profesores Disfrutólog@s, directores Disfrutólog@s, abogad@s Disfrutólog@s, Doctores Disfrutólog@s, taxistas, carniceros, zapateros y asesores Disfrutolog@s? Sería fantástico verdad.

Invito pues a tu Disfrutolog@ hacerse cargo de ti, para Autorescatarte siempre, y para invitar a otros a modelar practicas más favorables en el tiempo, de manera de contribuir con una sociedad más sana, más equilibrada pero sobre todo con mayor Bienestar personal. 



 



Rafael Guzmán Garmendia
Dir.Self Evolution Training International
@Disfrutologo - Telf: 0412-626.00.90