domingo, 20 de enero de 2013

Tienes derecho a cuestionar tus ideales y lealtades


“¿Es una fe sincera la fe que no actúa?”
- Jean Baptiste Racine

Hoy que son tiempos desafiantes, llenos de posibilidades y de “nuevos conceptos” que parecen funcionar, han surgido miles de teorías que a criterios de autores y promotores: alivian la vida; curan el estrés; mejoran la salud a través de la pérdida de peso; conectan al ser humano con su propio ser y en algunos casos se ofrece que te ponen en comunicación con el más allá, entre tantas cosas.

Mi intención no es criticar ni validar ninguna de esas teorías; cada quien tiene el derecho y la libertad de creer, lo que siente que está bien para sí mismo, y así, cada quien se forja su ser y su forma de vivir.

Mi  propósito es mostrar cómo las lealtades a algunos ideales no permiten pasar de un límite, y que una vez que la vida te presiona te das cuenta que aferrarse a ellas es inútil, esto  es aplicable a muchas convicciones e incluso al mismo valor de la lealtad.

Ideales y lealtades a revisar

Estar parado en ese lugar donde se afirma que: “creo con fe ciega en “X” cosa”; puede que eso sea útil hoy y no necesariamente mañana, del mismo modo que cuando afirmo: “Yo practico la lealtad como valor” y sobre esta base no soy capaz de revisar ese valor en relación a personas o creencias, puede estar jugándose el presente y el futuro.

Los ideales se defienden con criterios y  conciencia de beneficios particulares y colectivos, ya que son éstos los que definen parte de lo que somos y hacemos como entes sociales, y seguramente a través de ellos nos relacionaremos en muchos ámbitos.

Si no se es capaz de cuestionar los fundamentos y los beneficios de un ideal, sólo porque “Soy  leal”, se estará actuando de manera fanática ante un ámbito de la vida, cosa que puede resultar un atraso para el desarrollo humano y social.

Revisar mis ideales y lealtades, es necesario para el desarrollo personal, es fundamental para cambiar, sirve para aclarar los principios que nos rigen y, finalmente permite abrir una ventana y recibir nuevos aires.

Quienes viven con ideales y lealtad, la vida los honrará con sus frutos; cuando el ideal no te deja actuar, eres preso de ti mismo.




Amancio E. Ojeda Saavedra @amanciojeda

domingo, 6 de enero de 2013

Darle sentido al aprendizaje Organizacional


Iniciar un proceso de aprendizaje organizacional, o mejor dicho, convertir a la gente en responsable de la transformación de la organización a través del aprendizaje, comienza por darle sentido a este proceso que siempre es de largo alcance. 
Las preguntas básicas y necesarias para iniciar un proceso de “Aprendizaje Organizacional”, deben ser respondidas inicialmente por la dirección y luego escuchar a quienes hacen parte del equipo. 
En cada oportunidad que nos invitan a formar un equipo de agentes de cambio para una organización, solicitamos una reunión con la dirección, y le hacemos una serie de preguntas para poder medir los aspectos siguientes: 
- Compromiso de la Dirección con el Cambio. 

- Confianza en el equipo de agentes de Cambio. 

- Claridad de los objetivos buscados. 

- Consistencia del proyecto de Cambio. 

- Convicción que el “Aprendizaje Organizacional” es el camino que desean. 

- Certeza que los cambios más visibles se verán en el mediano o largo plazo. 

- Que la decisión de entrar en el “aprendizaje organizacional”, no es un proyecto para estar a la moda gerencial.  

- Desarrollar consciencia sobre el impacto financiero del proyecto, desde la mirada de poder calcular el retorno sobre la inversión. 

Es necesario que los líderes comprendan el proyecto en su propio lenguaje, y que además alineen sus ideas, sus visiones y sus responsabilidades con un proyecto de este nivel. El aprendizaje organizacional pasa hacer más que un proyecto momentáneo una manera de ser la organización, es por ello que se requiere una claridad meridiana de lo que se busca en todos los rincones de la organización. 

Cuando un proyecto de “aprendizaje organizacional” se deja únicamente en la responsabilidad de la Gerencias de Recursos Humanos y los agentes de cambio formados, el desafío se coloca cuesta arriba, por ello la importancia que algunos gerentes sean parte activa de la promoción de las ideas, los cambios y las iniciativas de aprendizaje. 

Durante los últimos años hemos formado un buen número de agentes de cambio en distintas organizaciones (públicas y privadas) y hemos visto el éxito y el fracaso de diferentes iniciativas; puedo afirmar con toda certeza que el compromiso y la claridad de los líderes en la transformación hacen una diferencia dramática, por ello es que quienes le dan sentido al “aprendizaje organizacional” más que los agentes de cambio son los líderes. 


Invitación: El próximo 21 de febrero comienza el proceso de formación denominado “El Poder del Supervisor como Líder”, si quieres ser parte de este equipo o formar a los miembros de organización escríbenos a info@alianzasdeaprendizaje.com o llama al +58-241-868.17.88. 


Amancio E. Ojeda Saavedra
@amanciojeda
amancio@alianzasdeaprendizaje.com