domingo, 27 de mayo de 2012

Las señales que anuncian un nuevo liderazgo


Existen algunas conductas en las organizaciones que anuncian dos cosas: a)la necesidad un nuevo liderazgo o b) la presencia de un nuevo  líder. Después de la observación del comportamiento colectivo y visto los
resultados, se pueden distinguir dichos indicadores. 

Señales de “la necesidad de un nuevo liderazgo” 

• Agotamiento de las ideas y poca innovación dentro de los procesos, productos y servicios que ofrece la organización.

• Agotamiento del discurso y de la presencia del líder actual, dado que su gestión se basa en la solución del “día día” operativo.

• Son casi  inexistentes los niveles de planificación y desplazamiento del equipo, que los conduzcan a nuevos desafíos y nuevos aprendizajes.

• La “integración del equipo” ocupa un problema más de lo cotidiano, dando paso a la desarticulación de las acciones que impulsan a la organización a la visión.

Señales de “la presencia de un nuevo líder”

• Se escucha un discurso diferente y se comienza a mirar a alguien (al nuevo líder) como una posibilidad de transformación necesaria.

• Se muestran consistentes y mejores resultados en las áreas donde el nuevo líder marca su presencia; esto comienza a generar en la gente de la organización las comparaciones de los dos (o más) liderazgos que cohabitan.

• Si el liderazgo antiguo es inmaduro y poco inteligente, usa el poder para imponerse y desconoce la existencia del nuevo liderazgo. ¡Craso Error!

• Si el liderazgo antiguo es maduro e inteligente, se apalanca en el nuevo líder para implantar nuevos cambios y consolidar la gestión;  así ocupándose de nuevos espacios estratégicos. 

Se puede estar en presencia de ambas situaciones de manera simultánea, y esto hará que el nuevo  liderazgo surja y se quede más rápidamente. Por lo tanto, los líderes deben estar en constante evolución y observación de su equipo, no para negar el surgimiento de nuevos líderes, por el contrario, para detectarlos, apoyarlos y así crear una mejor organización.

Cerremos con la inteligente frase de Peter Drucker, que al texto dice: “Liderar es un oficio para tiempos tempestuosos”. Así  que:  ¡Ponte en Acción!


Amancio E. Ojeda Saavedra
Alianzas de Aprendizaje

Twitter: @amanciojeda     

domingo, 20 de mayo de 2012

El líder es un creador de imágenes emocionantes y acciones racionales

El título de este artículo es una frase que escribí pensando en el balance que debe existir entre lo emocional de la imagen de una visión de un líder y,  la necesidad de que las acciones tengan sentido en busca de los logros y la visión.

Es muy sencillo conseguir líderes que desde su capacidad de hablar y en algunos casos comunicarse con su equipo, logren entusiasmar a la gente de manera momentánea basados en el buen manejo de imágenes de futuro colmadas de emocionalidad. Lo  que suele ocurrir es que en muchos casos esa alta emocionalidad se pierde en el camino, en el transcurrir de los días y la cotidianidad, para poder mantener la energía emocional viva, se requiere de logros, progresos y resultados, y lo anterior viene de unas acciones racionales.

Los líderes que se basan solo en acciones racionales, suelen convertirse en personas frías, autómatas, con un foco principal sobre los resultados; basándose en el “deber ser”, sin importar si la gente “desea hacer”. 


Lo que suele ocurrir en casos como éstos es la ausencia del sentido, dado que ni el líder ni quienes le siguen consigue un estímulo emocional poderoso que los impulse a permanecer en el equipo, con el entusiasmo necesario para construir sobre la base de una visión (una imagen) emocional.

Se requiere que el líder…

Entienda que sus emociones son las que harán que la gente se contagie con la visión que se propone.

Sopese consistentemente los medios de los que dispone para alcanzar los fines que se ha propuesto.

Mantenga un ánimo alegre, motivador, de desafío y transformación sobre la base una energía positiva que inspira a la acción.

Muestre que los fines de la acción han de ser fines adecuados, es decir, ofrecer beneficios reales para la gente y verdaderos resultados que conducen a la visión.

Comunique usando metáforas, cuentos, esquemas, la escucha y la interpretación de las necesidades de la gente y el equipo, con base a la pregunta:

¿Cómo se siente la gente cuando escucha o habla sobre este tema?

Planifique, organice y accione los logros, minimizando riesgos y aumentando la posibilidad de éxito aún en tiempos de cambio.

Finalmente a todos los que leen este artículo les pregunto: ¿Eres un líder creador de imágenes emocionantes y acciones racionales?




Amancio E. Ojeda Saavedra 
@amanciojeda 
amancio@alianzas.com.ve

domingo, 13 de mayo de 2012

La torta de plátano de mi mamá





Una frase conocida en nuestro país es: “La hayaca más sabrosa la hace mi mamá”, yo digo que: ¡La torta de plátano más sabrosa la hace mi mamá!   

Mi  madre es un ser lleno  de bondad, es el mejor ejemplo de dar, dar y dar, sin pedir, y como  consecuencia siempre recibe más de lo que da. Mi madre es un modelo sin precedentes para quienes tenemos el gusto de conocerle; para quienes vivimos cerca de ella, para quines hemos recibidos sus cuidados de enfermera, terapeuta, profesora de educación física, especialista en geriatría, docente, amiga, abuela, confidente, compañera, pero sobre todo, Madre.
Cuando ella hace la torta de plátano, el primer ingrediente que le pone es Amor, coloca abundantes porciones de humanidad; va poniendo entre capa y capa de tajadas,  una suculenta dosis de alegría, y  finalmente baña toda la bandeja de un condimento muy antiguo, la bendición a todos  sus hijos. El  resultado no puede ser otro que mi plato favorito, el que me hace sentir mimado, querido y acobijado por su ternura.  

¡Feliz día mami!

Para las madres del mundo
Las madres son una categoría de seres humanos superiores e infinitamente complejos; ellas en nombre de su amor hacen los actos más heroicos e insólitos que ser humano pueda realizar; hay millones de historias que confirman lo que expreso y todos estos sucesos surgen cuando  se combinan: la esencia de ser mujer y la decisión de ser madre.

Es justo  reconocer que la condición de madre no es solo dada a quienes llevan un hijo en el vientre, lo traen al mundo y lo crían; hay mujeres que sin concebir, asumen con entereza y gallardía la tarea de madre. Sé que no hay manera de encontrar diferencias entre las madres que conciben y crían,  y las que son madres por decisión de amar a sus hijos.

Hoy pido a Dios que derrame la mayor de las dichas, alegría en abundancia y mucha salud a todas las madres que nos honran y nos enaltecen con su entrega divina. Mis mejores deseos en este  y todos los días. 
  

Amancio E. Ojeda Saavedra
@amanciojeda