sábado, 30 de abril de 2011

Aceptación de los Sentimientos

“Demasiadas veces para no querer asumir lo que es, ni  asumir nuestros deseos, inclinaciones, sentimientos o emociones, recurrimos a insustanciales argumentaciones para engañarnos a nosotros y  a los demás, incurrimos en racionalizaciones patológicas que tratan de enmascarar, justificar u ocultar. Pero aquello que no  quiere verse, se fortalece, y lo que se trata de ocultar, se hace más evidente.  Los enredos intelectualistas no solucionan el núcleo  de caos y confusión de la persona, sino que lo intensifican"  - Ramiro  Calle
La Aceptación de los Sentimientos, debe comenzar por entender y darle nombre a lo  que sentimos, para ello hay que estar alerta a cómo  se manifiesta nuestro cuerpo, nuestra emoción y nuestra razón.

En mi rol de Coach, hay una pregunta que hago para saber el camino de las declaraciones trascendentes que manifiestan mis clientes, ¿Qué sientes cuando  dices “tal cosa”? Y en muchísimos casos noto que no  consiguen palabras para describir lo que sienten, y como mecanismo  de salida acuden a la racionalización de la pregunta, buscando  argumentar elementos del pensamiento  lógico.  Esto refleja una carencia (por falta de práctica) de conexión con lo que ocurre en su ser.

Fórmula para conocer y aceptar lo que se siente

1.- Toma conciencia lo que ocurre en tu  cuerpo, ante un sentimiento determinado, pon cuidado  si se te seca la boca, sudan las manos, tragas grueso, generas tensión en los músculos de la cara, sientes mariposas en el estomago, se te eriza la piel, se te enrojecen las orejas, el cuello o pecho, entre otros. Conociendo que te ocurre físicamente sabrás que algo importante te está ocurriendo y requiere de atención.

2.- Tomate un instante para conseguir la emoción que estas sintiendo, sea: Rabia, Miedo, Alegría, Tristeza, Amor, Sorpresa, entre otras. Esto  te alumbra el camino, sobre el área emocional  que te dispara un sentimiento, y conseguirás un mejor camino para reconocerlo y aceptarlo.


3.- Reflexiona sobre lo que piensas, pregúntate: ¿Por qué cuando me ocurre “tal cosa” vienen a mi  estos pensamientos? ¿Para qué me sirven estos pensamientos? ¿Estos pensamientos son una verdad o con ello estoy evadiendo lo que realmente me ocurre? ¿Qué es lo que verdaderamente tengo  que aceptar? Las respuestas te dirán racionalmente que debes aceptar un sentimiento y concebir una solución verdadera.

Cuando  hayas podido realizar los tres pasos anteriores que permiten la identificación en todas las dimensiones de un sentimiento, podrás aceptar y hacerte cargo de algo  en tu vida que merece la pronta atención, para evitar que en el futuro llegue a niveles atormentantes.

Con todo esto estarás dando pasos adelante para mejorar tu condición de ser humano que merece ser Feliz consigo mismo. 


Amancio E. Ojeda Saavedra 

amancio@alianzas.com.ve
Twitter: @amanciojeda

viernes, 22 de abril de 2011

¿Cómo desarrollar la paciencia?


Ramiro Calle, hace una explicación muy sabia de la Paciencia, el texto señala:  
“La paciencia no  es solo esperar, que lo es. También es saber esperar con ánimo  sereno y mente imperturbada. Se requiere mucho autodominio, madurez emocional y entendimiento claro”
En esta frase consigo la descripción de alguien que ha desarrollado la Paciencia, tener y mostrar una conducta sosegada, que permita el poder pensar con claridad, poder discernir y buscar nuevas opciones, poder distinguir entre una acción precipitada e imprudente Vs una acción a tiempo y conveniente.  

¿Cómo desarrollar la paciencia?  
Esta puede ser la pregunta de las 64mil lochas,  y dudo que exista una fórmula mágica, asevero que es un  largo camino  de vida, un trayecto que requiere constancia y paradójicamente Paciencia. De lo que estoy completamente seguro es que es posible desarrollarla,  y  así poder presentarse con una conducta más sana e inteligente en los momentos desafiantes de la vida.

Me atrevo a presentar varias recomendaciones, para desarrollar la paciencia, los cuales no son “gotas mágicas”, sino ejercicios para hacer durante el resto de la vida. 

1- Practica ejercicios de meditación, que permitan calmar tu mente del torbellino de pensamientos disonantes y contradictorios.  

2- Las artes marciales como el Tai-Chi o el Akido, son excelentes recursos para el desarrollo del autocontrol, la respiración y  la armonía Mente-Cuerpo.     

3- Evita decidir bajo  presión, ni  externa y mucho menos interna; en calma se pueden obtener mejores opciones.

4- Desarrolle un enfoque más  consciente del vivir el ahora, la impaciencia es un juego  del “Yo” con los deseos del futuro.

5- Arma rompecabezas, juega Su-Do-Ku o comienza una Colección de objetos pocos comunes.

6- Existen una cantidad grande de audios que te ayudan a tener una relajación guiada, esto es un recurso fabuloso cuando la impaciencia nos agobia y no nos deja dormir.

7- Pregúntate ante una situación donde la impaciencia te desgasta ¿Qué cosa productiva podría hacer ahora, que me permita desconectarme de esta sensación de impaciencia?

Cuando vivimos un mundo urgente, se confunde el ser paciente con ser lento e ineficiente, se debe comprender que una persona paciente actúa cuando  es requerido, no  antes, ni  después, por ello esta conducta – casi virtud – requiere mucha lucidez para ser certero.

El Poeta Italiano Giacomo Leopardi escribió: “La paciencia es la más heroica de las virtudes, precisamente porque carece de toda apariencia de heroísmo”. 


Amancio E. Ojeda Saavedra 
Teléfonos: +58-241-868.1788 / 867.8220
Twitter: @amanciojeda

domingo, 10 de abril de 2011

El Secreto y la Sugestología

Varios asiduos lectores de esta columna y otros amigos, me han escrito y llamado para conocer mi opinión sobre “El Secreto”, documental que está de moda, y que se refiere a la ley de atracción.

Lo que me ocurrió cuando lo vi en la primera oportunidad, fue una especie de sorpresa y confusión, luego de dos días lo volví a ver con un sentido más critico, y conseguí que la Ley de Atracción, es cierta y funciona, además  comprendí que la forma de potenciarla es a través de la “Sugestología”.

La sugestología es una disciplina creada por el Dr. Georgi Lozanov, quien a través de muchas investigaciones, se da cuenta que cuando una persona es sometida a un ambiente donde se le sugestiona adecuadamente, sus condiciones y potencialidad  para lograr las cosas es superior a quien no la recibe.

La sugestología es la base fundamental del “Aprendizaje Acelerado”, esta última es la metodología educativa que utilizamos para facilitar los procesos de aprendizaje que lidera nuestra empresa.

Se complementan
Ciertamente la Ley de Atracción y la sugestología se complementan, una desarrolla el “qué” y la otra el “cómo”, el cargarte de sugestiones positivas, verbales o no, hace que inicie y se mantenga la ley de atracción, permite que tus condiciones mentales estén más alerta a los avisos que te conducen   al logro de las metas, estar sugestionado afirmativamente te permite enfocarte mental y físicamente en lo que debes hacer para el logro de los objetivos, entre otras cosas.

He visto que la relación es tan directa, que incluso dentro de los conceptos de la sugestología, existe lo que se ha denominado la “Desugestión”, que establece la forma de abandonar aquellas sugestiones negativas que por muchos años nos limitaron, esto puede ser la formula para deshacerse   de aquellos pensamientos de lo No Deseado, y que finalmente por la ley de atracción terminamos llamando y viviendo.

Esta visión de “El Secreto” es una de las muchas interpretaciones que se han desarrollado, unas más místicas, otras más espirituales, otras más escépticas, otras más prácticas; al final todos buscando una manera de alcanzar nuestras metas anheladas.

¿Qué opinas tú de este concepto? 


Amancio E. Ojeda Saavedra

Twitter: @amanciojeda