miércoles, 27 de octubre de 2010

Amigos de la Felicidad


En la entrega pasada, mencionamos aquellos factores y situaciones que no permiten que seamos Felices, todas esas cosas que nos confunden y nos hacen salir en busca de algo que tenemos todos. Hoy  por el contrario, mencionaré cuales son esos elementos que por sencillos (pero no simples) nos llenan de felicidad.

Si hemos dicho que la Felicidad es una decisión y algo  que se decreta, también estamos diciendo que cada quien es Feliz a su manera, por tanto, puede que en las conductas que mostraré a continuación, no consigas algunas de las que esperas y que te funcionan, solo te pido que leas esto como una guía para que saques ¿Qué cosas te hacen Feliz?

Ciertas conductas observables, de quienes realmente viven la felicidad, son:

1.      Logran separar lo positivo de lo negativo de cuanto les ocurre; esto les permite disfrutar lo bueno, y aprender de lo malo.
2.      Tienen un sentido  de mejora continua personal, sin buscar la perfección.
3.      Hacen diariamente actividades que le dan sentido  a sus vidas, tanto en lo laboral, personal, familiar y espiritual.
4.      Se complacen en gustos individuales con frecuencia, sin apuntar a grandes objetos, sino a grandes momentos.
5.      Sueltan las anclas del pasado con facilidad, y se enfocan en el futuro.
6.      Mantienen un Autoestima elevada, y no dan permiso para que nadie venga a bajarla de su justo nivel.
7.      Son muy hábiles para re-encuadrar  las situaciones adversas de la vida.
8.      Sonríen para sentirse bien, lo hacen con espontaneidad y con frecuencia; también, lloran sin avergonzarse cuando así lo necesitan.
9.      Aprenden verdaderamente de lo bueno que les ocurre, para repetirlo cuando sea necesario, y también aprenden de lo que nos les resultó, para evitar caer en esa conducta.
10.   Deciden mirar las situaciones sin complejidad y con sentido práctico, esto les garantiza una vida más libre. 
11.   Se liberan de expectativas imposibles en sus relaciones (amistad, pareja, jefes, colaboradores, etc), las aceptan como son, y construyen con ellas caminos sanos de convivencia.

Así lo  decía el filosofo Thoreau “El hombre es el artífice de su propia Felicidad”, tu tienes el poder para ser feliz, para liberarte de esas vendas que no te dejan ver, lo maravilloso de la vida que vives hoy, tu lo tienes todo ¡disfrútalo!

martes, 26 de octubre de 2010

Enemigos de la Felicidad


Quienes están “persiguiendo la Felicidad”, creo que eligieron la estrategia inadecuada, la Felicidad es algo que se declara, que se vive, que se siente, que está en cada uno de nosotros.

Quien no consigue la Felicidad en lo que tiene como ser, es posible que este confundiendo la decisión de ser Feliz, con la necesidad de éxito, el éxito tiene relación con el alcanzar o poseer, la Felicidad se conecta con el Ser y el Sentir.

Como observador de conductas (entre ellas las mías), veo con curiosidad, como desarrollamos una serie de actos, que se convierten en los “Enemigos de la Felicidad”, esa que tanto deseamos; para ello mostraré unos cuantos ejemplos:

  1. Decimos: “El momento más feliz de mi vida, fue cuando compre mi Carro”; es atar la felicidad al poseer un bien.
  2. “Es que mi pareja, me da muy mala vida”; otorgarle el poder a otro para que determine nuestra Felicidad.
  3. “Es que a la vida se viene a sufrir”, colocar como prioridad de vida el sufrimiento y no la felicidad.
  4. Trabajar de forma obsesa y desmedida, de manera de agradar a los jefes.
  5. Poner atención únicamente a lo  que salio mal, sin considerar lo que se aprendió y lo que si salio bien.   
  6. La necesidad de tener “todo” claro, en “todo” momento.
  7. Cambiar la humildad de vivir, por la arrogancia de poder.
  8. La necesidad de ser y parecer perfectos e infalibles.
  9. Pensar que la felicidad depende de un status social.
  10.  Creer que si tienes, puedes hacer más y por tanto Ser alguien, o que,  se debe primero Ser alguien, para luego hacer algo y finalmente tener lo que deseas; cuando el orden a mi juicio responde a: Hacer cosas que te llenen, que te permiten Ser quien tu quieras, y luego poder Tener lo que buscas.
Así como las conductas anteriores, hay una lista más grande, que vamos desarrollando en la medida en que vamos viviendo. No es la inteligencia, es la sabiduría la que te permite distinguir la manera de decidir Ser Feliz.

Usando una frase de Jorge Bucay, que dice “…Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer”, la Felicidad solo depende ti.

lunes, 25 de octubre de 2010

Una "Victoria 4x4"


En una experiencia de aprendizaje que facilitaba para un grupo de gente muy  especial, se abrió una conversación donde mencioné a mi abuela, quien hoy no la tenemos con nosotros, pero quien nos enseño muchísimas cosas.

Me referí a ella, para reconocerle su alto grado de inteligencia interpersonal y su clara sabiduría, comente, que ella a pesar de no haber aprendido a leer ni a escribir,  fue una excepcional facilitadora de cómo ser feliz, llevándosela bien con la gente.   

Hoy estoy completamente seguro que abuela Victoria fue una mujer “todo terreno” en el espacio del manejo de  las emociones, ella sabia reencuadrar cualquier situación por difícil que fuese, y salía airosa de cualquier escenario que ponía aprueba su manejo de las relaciones humanas.

Cuando digo  que este ser era “4x4”, me refiero a su capacidad de adaptación a nuevas situaciones de una manera formidable, de relacionarse de forma afable y amistosa con todo tipo de persona, de cualquier raza, cultura, posición social, posición política, profesión, etc. Ella lograba desde el amor y el saber dar, ganarse el afecto de todo quien la conoció.

Desarrollo  de la Inteligencia Interpersonal
Las circunstancia (creadas por ella misma) le permitieron – como nos permite a todos – desarrollar este tipo inteligencia, a través de practicarla de manera sostenida y aprender de lo que nos ocurre. Ciertamente todos estamos expuestos a relacionarnos y deberíamos ser muy inteligentes en las relaciones con otros, pero ¿Por qué hay quienes no lo logran? Juzgo que aquellos que no lo logran es porque que deciden relacionarse, vivir lo que les ocurre, pero sin aprender de ello. 

Para desarrollar la Inteligencia Interpersonal, creo que luego  de exponernos a situaciones donde sentimos que lo hicimos bien, que estamos llevando una relación con armonía, con paz, que disfrutamos, nos complementa, todas las partes se sienten bien, debemos preguntarnos ¿Qué estamos haciendo bien en esta relación? Y luego  repetirlo.

Si hay un tipo  de situación donde desearíamos ser más inteligente interpersonalmente y no logramos el objetivo, debemos preguntarnos ¿Qué estoy dejando  de hacer? O ¿Qué estoy haciendo? Que no permite establecer el vínculo con los otros como yo espero. 

La inteligencia interpersonal debe generar vínculos sanos con otros, es una de las claves para vivir en paz y armonía, es saber que en el mundo de las relaciones estamos montados en un “4x4”  y debemos aprender andar en él para ser Victoriosos.     

¿Un Valor? La amistad.


Soy amigo de mis amigos, y busco cada día tener más, me dedico de forma permanente a construir relaciones de amistad, es sin duda lo que más disfruto, cuando descubro en nuevo ser y comienzo a transitar el camino de una relación de amistad, me siento que estoy fortaleciéndome.

La amistad la he declarado como un valor personal, y lo he llevado a mi empresa, creo que para cultivar amistades – hoy más que nunca – no se requiere la presencia física, sino la mejor intención de contribuir con otros, de atender al otro; de sentirte acompañado por los recuerdos de alguien, aunque te encuentres en la más intima soledad.

Siempre Tu Amigo…

En la firma de mis correos electrónicos y en muchas de mis correspondencias escritas, coloco para cerrar “Siempre Tu Amigo…”. Muchos me preguntan la razón. Les confieso que eso lo hago desde hace más de 12 años (1994), producto de una profunda reflexión sobre los errores que cometí y me produjo la pérdida de un verdadero amigo, de quien mucho aprendí, con quien me divertí, con quien viaje y compartimos enormes aventuras.

Para mí no es una simple frase, para mí significa la ratificación de mis valores, la declaración de amor a mis amigos, resume mi petición de amistad con quien aun no he tenido la maravillosa oportunidad de estrechar un abrazo fraterno.

Hoy quiero ser mejor amigo de mis amigos, quiero ratificar con este escrito mi firmeza inamovible en este valor, quiero impulsar mis acciones a conquistar nuevas relaciones, traer a mis recuerdos a todos esos seres maravillosos que por mucho o poco tiempo, estuvieron y están mostrándome sus afectos a través de la amistad.

Así lo escribió José Martí:

“Cultivo una Rosa Blanca,

en julio como en enero,

para el amigo sincero

que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

el corazón con que vivo,

cardo ni ortiga cultivo:

Cultivo una Rosa Blanca”

Siempre Tu Amigo…