domingo, 26 de diciembre de 2010

En los 12 Deseos tienes tu Plan de Vida


Para finalizar cada año, basados en la reflexión, la alegría, la esperanza que todo  será diferente, haciendo planes, promesas de cambio, ganas de conquistar nuevas cosas, hacemos una lista de 12 deseos o mas para cada nuevo año. Hay quienes los escriben en una hoja secreta, hay quienes usan su  memoria para no dejar evidencias, hay quienes lo pegan en su corcho o un lugar de la habitación, etc.

También se han creados unos ritos y costumbres sobre estos deseos, como decirlos mientras comes las 12 uvas, otros lo dicen sobre una silla, otros lo colocan bajo una imagen "poderosa" a la cual  profesan su fé. Esto y más nos ofrece confianza  o nos avivan esperanzas en que se cumplirán.

Luego de la resaca de las fiestas, de la despedida de la navidad y los reyes, del comienzo del  día día, se van olvidando, no los vemos o recordamos más, se pierden en aquella declaración de buenas intenciones, y los deseos se disuelven en el devenir del tiempo.  

Si esto te ocurrió en el pasado, no permitas que se repita, te ofrezco un  grupo de cinco (5) pasos sencillos para que conviertas esa apreciada lista de deseos, en metas retadoras y  alcanzables, busca una hoja limpia, algo con que escribir, un calendario y ve desarrollando tu plan mientras lees cada paso. 

Paso 1 – Cambio Deseos por Objetivos: Los deseos son de alguna u otra forma objetivos planteados, ahora toma cada Deseo y rescríbelo, siendo más preciso en lo que  quieres, buscando plasmarlos de forma más real, si deseas bajar de peso, no te plantees bajar 10 kilos en un mes, pero puedes plantearte bajar dos cada mes en 5 meses . 

Paso 2 – Uno por Uno: crea una Lista de prioridades de acuerdo a un orden de importancia para tu  vida, y la posibilidad de alcanzarlo, buscando y marcando cual objetivo  esta atado  al cumplimiento de otro, es importante que te plantees tener éxitos tempranos y  disfrutarlos, para no perder la motivación.

Paso 3 – Plazos Reales: Colócale fecha de cumplimiento a cada objetivo, esta fecha no puede ser una cadena que te amarra, debe ser un impulsador de acciones, y necesitas que sea tan real como atractiva para que te invite a la acción.

Paso 4 - Acciones y Recursos: Escribe al menos 3 acciones distintas por cada objetivo, y a un lado de cada acción plasma cuales son los recursos que necesitas para cumplir dichas acciones, para que ello te conduzca al logro  del objetivo. Las acciones deben ser muy precisas, identificadas por un verbo (Ej: Leer cada noche 3 páginas de un libro inspirador) y los recursos pueden ser variados, incluso pueden no estar disponibles para el momento, entonces explora alternativas distintas y creativas para sustituir esos recursos que parecen vitales.

Paso 5 – Tres R: Revisión, Reflexión y Reprogramación, estos son movimientos necesarios que debes proyectar, coloca en tu programador personal, en tu calendario de bolsillo, en la agenda de tu celular o de tu computador, las fechas en que revisaras este plan, y no pierdas la oportunidad para reflexionar sobre: ¿Qué hiciste que te dió resultados?, ¿Qué puedes hacer para acelerar el cumplimiento  de los objetivos?, ¿Qué cosas debes abandonar para lograrlos? ¿Que cosas debes aprender para alcanzar tus objetivos?, y finalmente plantéate otros nuevos,  reprograma los objetivos y las fechas de ser necesario.

Invitación Final

Esto no pretende ser una receta salvadora y cambiadora de vidas, esta lista de pasos necesitan un corazón deseoso de transformar acciones, un ser lleno de compromiso por nuevas realidades, gente que desea ver el nuevo año como el tiempo de crecer y vivir mejor, alguien que sienta que en sus sueños y deseos esta la posibilidad de un mundo  mejor.

Ya creaste tu plan para este nuevo año, ahora colócalo  en lugar que te permita revisarlo con frecuencia y no perderlo de vista. Es importante que mantengas una conexión con la meta, para que cuando sientas que en la tarea pierdes fuerzas (motivación) sea la meta quien te ponga en acción, conectarte con alcanzar el objetivo  actuará como una bebida energética. 

Ahora ¡ACCIÓN!,  el triunfo de una nueva vida está esperando que empieces a actuar, para brindarte lo que estas deseando.  


Amancio E. Ojeda Saavedra 
e-mail: amancio@alianzasdeaprendizaje.com
Twitter: @amanciojeda

viernes, 17 de diciembre de 2010

Sexo en el Pupitre


En días pasados hablaba con una persona que tiene una niña de la misma edad que mi hija (9 años), y me contaba sobre lo desafiante que había sido una conversación sobre Sexualidad.

La conversación me llevó a reconocer que en la época en que vivimos,  este sigue siendo un tema insuficiente en horas de formación en la escuela, ni los niños, ni los adolecentes reciben las horas suficientes para entender y aprender este tema tan fundamental en la vida.  

¿Por qué hay más horas de matemática que sexología en los 11 años de formación (en Venezuela)? Seguro hay una respuesta lógica, pero la sexualidad más que lógica, es biológica y emocional.

¿Por qué hay más horas de historia del mundo y las naciones que horas para aprender de la historia de las familias de dónde venimos? Seguro hay una respuesta basada en nuestros valores patrios, pero la patria se construye con familias  sanas.  Aprendí mucho de mi historia familiar y la de mi esposa luego de 15 años de matrimonios y unos cuantos conflictos, muchos de ellos pudieron ser evitados si hubiese conocido primordialmente mi historia y la de mi esposa.

En el año 1989 conocí una joven Chilena en una empresa donde ambos éramos pasantes, ella un día llego “despechada”, y me preguntó:
-       ¿Por qué en el colegio no nos enseñan del Amor?   ¿Por qué en el colegio no nos enseñan de cómo administrar nuestra cartera? ¿Por qué en el colegio no nos enseñan de la muerte?

Confieso que no recuerdo si di una respuesta, pero lo que no olvido es el golpe que me causó en su momento una propuesta como esa. Hoy me sorprendo al saber que 20 años después las preguntas siguen vigentes. 


Depende de los padres
Creo que la respuesta del sistema educativo  es que eso depende de los padres, y son ellos los que tienen la responsabilidad de trabajar el tema de la sexualidad; lo que ocurre es que los padres no lo sabemos hacer, porque fuimos formados en el mismo sistema educativo vigente que no lo hizo, ni lo hace. Muchos países ya entendieron esto, y están haciendo lo necesario, otros aun estamos a la zaga. 

Estoy persuadido que la responsabilidad de este tema es principalmente de los padres, somos los padres quienes debemos asumir este tema con el profesionalismo que requiere, debemos estar pendientes cuando nuestros pequeños están mostrando signos de curiosidad, y salir adelante a dar las respuestas acertadas, donde se consideren un cumulo de elementos que se relacionan al tema, como: los valores, la salud física y mental, la seguridad, la genética, entre otros.

Luego  de estas reflexiones, no  me cabe la menor duda que tanto en el Pupitre como en la mesa de la casa, debe estar presente el tema de la sexualidad, la responsabilidad es compartida y cooperativa para que nuestros niños y  adolecentes, en su edad adulta tengan una vida más feliz.

Amancio E. Ojeda Saavedra
amancio@cantv.net 
Twitter: @amanciojeda

Este artículo fue publicado en El Carabobeño (Revista Parentesis - Pag 14) el pasado Domingo  12/12/2010.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Carta a mis Miedos

Sentidos  Miedos 

Espero  se encuentren bien donde estén, quiero que sepan que esta carta la escribo un poco para entenderlos, otro poco para entenderme y un tanto mayor que las razones anteriores,  para incomodarlos  y lograr que se cambien de lugar.  

Debo reconocerles que Uds. No siempre han sido malos, en oportunidades me han protegido de males mayores, eso es una verdad. Lo que ha ocurrido es que cuando les he escuchado de más y les he dado  más confianza, su voz suena tan fuerte dentro de mí que me detengo, me paralizo y no me dejan actuar, esas reacciones me molestan y me generan una sensación de frustración desagradable. 

Ustedes acostumbran aliarse con el pasado, con mis creencias y con toda experiencia negativa, para sigilosamente minar mi autoestima y argumentar  para convencerme que no actúe. Ese trabajo callado y casi invisible, es un enemigo muy sencillo de derrotar, pero no les develaré mi secreto para ganarles. 

Muchos de Uds. Se han ido  de mi vida para siempre, unos por las buenas y otros por las malas, pero todos se han ido porque yo lo he decidido, ya que Uds. No tienen voluntad para hacerlo, siempre tengo que ser yo quien decida sacarlos. 

Recuerdan aquel amigo de Uds. Que llamaban “Miedo a la Soledad” y que gracias a él cometí tantos errores y sufrí tanto, bueno les cuento que ya se fue para siempre, no  existe, y lo mejor fue que cuando  decidí sacarlo, no me sentí más nunca solo; así pasó con muchos otros, cada vez que me liberaba de ellos, el estado siguiente me demostraba que era el miedo quien interrumpía mi verdadero logro y que abandonarlo  era la mejor opción. 

No creo que la vida se trate de permanecer en una constante lucha contra Uds. Eso sería desperdiciar gran parte de mi tiempo, lo que si estoy  seguro es que cuando quiero saber porque hay cosas que no  están funcionando  en mi vida, comienzo por detectar quiénes de ustedes se están haciendo presente, y desde el identificarlo, puedo comenzar a tomar nuevas acciones que me lleven a mi logro. 

Finalmente, quiero que sepan que en mí tienen alguien que los siente, pero también alguien que con toda seguridad los derribará cuando  se conviertan un obstáculo para mis logros, porque como dijo Publio Siro: “Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo”.

sábado, 4 de diciembre de 2010

¿Qué ocurre cuando digo “Te Amo”?



Cada oportunidad que se hace una declaración de amor, ocurre algo importante en quien se le dice, igualmente en quien lo manifiesta, el declarar el Amor verdaderamente sentido genera un mundo diferente, genera un espacio de compromiso, genera una manifestación que cambia la relación y el  mundo de quienes están involucrados en un solo  decir “Te Amo”

Muchas personas, ante la petición de que se declara el amor a través de un “Te quiero”, “Te Amo” o un “Te Adoro”, responden con negación argumentando: “eso no cambiara nada”, “¿para que quieres que te lo diga? si tú lo sabes”, “yo te lo demuestro  cada día con mi hechos”, entre otras frases. Nada más desalentador y poco  real que esas respuestas, ya que quien hace la petición, sabe que lo necesita para cambiar su emocionalidad, entiende que eso le ofrece seguridad, además le brinda confianza y le llena su alma de alegría.

Quien se niega a decirlo, no lo hace porque no sienta ese sentimiento (si realmente existe), es posible que su  lenguaje de Amor sea diferente a quien lo pide.

El Dr. Gary Chapman, desarrolla lo que él llama “Los Cinco Lenguajes del Amor”, que los seres humanos por cultura familiar desarrollamos. En la mayoría de los casos adquirimos uno con predominancia sobre los otros cuatros, (en ocasiones uno en ausencia de los otros cuatros).

Cuando no entendemos lo que nos ocurre con el otro, es porque desconocemos el lenguaje en que el otro habla; ¿Cómo entender que alguien quiera pasar tres horas solo contemplándome?, ¿Es eso una prueba de amor? Claro que si, para quienes hablan el Lenguaje de “Calidad de Tiempo”, el tiempo juntos es la mayor prueba de amor, así no se mencione palabra alguna.

El “Lenguaje Declarativo”, que se traduce en que tenemos preferencia por decir y/o escuchar las frases de amor, yo juzgo que es el más sencillo  de usar, pero el más complejo de dominar sabiamente, ya que a través de declaraciones construimos y destruimos, en ocasiones usamos frases que generan dolor a la otra persona, cuando nuestro interés era expresar nuestro sentir sin intención de herir. Esto se produce por la carencia de nuestros recursos declarativos, por la inexperiencia en la interpretación de nuestras emociones, y en otros casos por asumir la conducta de callar (que es una forma de declaración).

Respóndete:
  • ¿Conoces el lenguaje amoroso de quienes están a tu lado?
  • ¿Estas dispuesto  a aprender un nuevo lenguaje amoroso para mejorar tu  relaciones?
  • ¿Le has preguntado a tu pareja que tan importantes es para ella y con que frecuencia le gustaría escuchar que la amas?
  • ¿Cuántas formas tienes de decir “Te Amo”?
  • ¿Cuál es tu forma preferida de saber que eres amado?
         
Ahora cuando te pidan que manifiestes tu amor, hazlo desde tu corazón, mira a los ojos,  y pon todo tu  Sentir en la frase o en la manera que elijas para hacerlo.       


Amancio E. Ojeda Saavedra
@amanciojeda

martes, 30 de noviembre de 2010

Carta a mis maestros

¡Queridos y recordados maestros!

Hoy escribo para agradecerles, ya que hace varios años abandoné la escuela como mi refugio y lugar para educarme; pero les confieso que hoy estoy más enamorado del aprendizaje, mucho más que cuando pase por las aulas donde Uds. Daban lo mejor que tenían para nosotros.

Confieso que a muchos de ustedes no los recuerdos por su nombre, pero sin duda dejaron en mí una marca, para que yo siguiera en este camino.

Hoy cuando me dedico de forma permanente a contribuir con el aprendizaje de otros, las referencias que tengo de quienes favorecieron mi formación, son determinantes para definir mi “Qué” y mi “Cómo” hago esta gratificante labor.

Mi sentimiento de gratitud aquellos que con amor y desde la explotación de nuestra inteligencia y creatividad, nos hacían el proceso más divertido y trascendente, igualmente aquellas maestras que con dulzura y afecto maternal me apoyaron para seguir adelante (mi maestra de primer grado), así mismo a todos los que supieron poner retos importantes para descubrir que mi capacidad era superior a los fáciles estándares que yo mismo me ponía, buscando comodidad; a todos quienes pertenecen a esta lista reciban un abrazo fraternal.

Hay otros maestros que contribuyeron a mi aprendizaje, pero que son un modelo por contrario, es decir, busco de manera consciente alejarme de sus prácticas, ya que la verdad es que me hicieron la vida imposible; todos aquellos que no hablaban, ladraban; aquellos que la violencia, la amenaza, la demostración de poder, era la forma de mostrarse como líderes; aquellos que no se conformaban con aburrirnos en sus clases, a los cuales hubiésemos agradecidos dejarnos dormir en el pupitre mientras terminaba su monologo, o mejor aun, salir al patio a jugar; a los más crueles que nos quitaban el recreo porque se perdió un lápiz o un cuaderno; sin olvidar aquellos que nos lanzaron el borrador o la tiza, a todos quienes se comportaron así, la verdad es que los quiero igual, hoy son una referencia vital para mí.
He escrito dos extremos, que podría pensarse que hay unos buenos y otros malos, pero lo cierto es que ahora puedo distinguir que la mayoría, a pesar de su conducta o su forma de educarnos, eran maestros de vocación y buscaban que aprendiéramos, que nos superáramos y que nos comportáramos con disciplina.

En nuestros días y más que en otros tiempos, se requiere de docentes llenos de amor, pasión y entrega por lo que hacen, por sus alumnos y por sus lugares de trabajo; los estudiantes Venezolanos exigen maestros abiertos, creativos, profundos, tecnológicos y con un sentido de trascendencia a través de todos los que tengan el honor de pasar por sus aulas.

Maestros así son los que quiero para mis hijos, en la misma medida que enaltezco el trabajo y la mística de quienes me impulsaron y me trajeron hasta aquí.

Siempre Su Alumno…


Amancio E. Ojeda Saavedra
@amanciojeda

domingo, 21 de noviembre de 2010

La Lástima Lastima


Mi Ex lo que me da es lástima…” “No lo he despedido por lástima…” “Yo sigo en esta relación porque me da lástima terminar con…  y estas historias terminan llenas de dolor e infelicidad.

La Lástima es un “arma punzo penetrante” de dos filos, que hiere a las personas, no solo a la persona que es producto de lástima, sino aquel  que lo siente y expresa, aquel que usa este sentimiento de compasión para herir y hacer sentir mal a otro.

La lástima es una forma de lastimar y lastimarse, es un sentimiento poco productivo, que por lo general esconde furia, rencor, miedo y dolor en su más profunda comprensión.

Nadie tiene el derecho de lastimar a nadie, y mucho menos usando la lástima para ello,  ya que este sentimiento expresa en su sentido más inofensivo Degradación humana, y al otro extremo,  desprecio y repulsión por un ser.

Que se esconde
Como humanos solemos usar dicha expresión para mostrarnos como seres bondadosos con relación a otros que pudieron o nos hacen daño, pero la verdad es que cuando lo decimos, estamos mostrando un gran odio hacia esa persona; y no es el odio precisamente una emoción que comunique bondad.

Persona que sienta rabia, dolor, tristeza, furia, ira, odio, rencor, reconcomio, etc. contra una persona – que a la larga es contra ella misma – y quiera esconder estos sentimientos con la lástima, está cometiendo un acto de autoflagelación inconciente, se está agrediendo  así mismo de forma más violenta que si golpeara su cabeza contra la pared.

Libérate de la Lástima
Se hace necesario perdonar, conectarse con miles de cosas y sentimientos positivos, ocuparse de mejorar la inteligencia emocional cada día, aprender el arte de la  asertividad y finalmente a soltar todo  aquello que se convierte en una carga pesada y que llevarla en la “maleta emocional” no genera ningún valor.

No sientas nunca lástima, así ni  te lastimas ni lastimas a nadie; mereces cosas mucho mejores, mereces descubrir y disfrutar de los sentimientos nobles, buenos, tiernos, gratificantes y amorosos que si valen la pena vivir y expresar.               

Amancio E. Ojeda Saavedra
Twitter: @amanciojeda