Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Una canción para La Chinita

Imagen
Hoy comienza el amanecer gaitero en mi ciudad (Maracaibo), allí se pasa la noche en vela cantándole a la Virgen del Rosario de Chiquinquirá. Propios y extraños, celebran la devoción a la Virgen, marcada por su aparición en una tablita. Esta festividad llena de fe mariana a los devotos, que alegres cuentan los milagros recibidos. 
Elegir una gaita (de las tantas escritas) para honrar desde Valencia a mi Chinita, fue una tarea tan difícil como gratamente sonora, pasearme por melodías viejas y nuevas, populares, desconocidas, románticas, clásicas o guaqueras, me puso en un recorrido singular y, en la nostalgia de mi lar. Escuché desde: La Grey Zuliana, Virgen Morena, El 18 de Noviembre, Ay mi Chinita, Como un solo Corazón, El día que la Virgen Lloró, Para ti Chinita, Simplemente María, Imploración, La historia de la Chinita, y un etcétera tan largo como el puente sobre el Lago de Maracaibo. Tan sólo con el trabajo hecho por Los Chiquinquireños es suficiente para pasar horas y horas trata…

“IL Menestrello” me dijo: Cuida el Objetivo

Imagen
Hace una década, tuve la oportunidad de ir a Italia, a una ciudad llamada “Assisi”, perteneciente a la provincia de Perugia (Es allídonde hacen los famosos chocolates “Baci” de la marca Perugina);en Assisi nacióSan Francisco y Santa Clara, allíse encuentra la basílica yel conventode San Francisco de Assisi, es un lugar hermosoy lleno de historia, donde el catolicismo está impregnado como el aroma de la buena comida. Esta ciudad hoy tiene una población de 28.000 habitantes.
Mivisita a ese lugar respondía a la participación en un proceso de formación sobre “La Calidad enla Educación”, estábamos en la Universidad de Perugia, yéramos 11 latinoamericanos entre los convocados. Al llegar recibimos la invitación del Alcalde de la ciudad, para cenar la primera noche, la ocasión era degala yasí fue como presentaron los platos de comida en el lugar. Yodebo confesar, que al ser primera cena en ese país, lo que quería comer era pizza, pero la formalidad marcaba otra cosa.
Esa noche comí uno de los p…