domingo, 21 de noviembre de 2010

La Lástima Lastima


Mi Ex lo que me da es lástima…” “No lo he despedido por lástima…” “Yo sigo en esta relación porque me da lástima terminar con…  y estas historias terminan llenas de dolor e infelicidad.

La Lástima es un “arma punzo penetrante” de dos filos, que hiere a las personas, no solo a la persona que es producto de lástima, sino aquel  que lo siente y expresa, aquel que usa este sentimiento de compasión para herir y hacer sentir mal a otro.

La lástima es una forma de lastimar y lastimarse, es un sentimiento poco productivo, que por lo general esconde furia, rencor, miedo y dolor en su más profunda comprensión.

Nadie tiene el derecho de lastimar a nadie, y mucho menos usando la lástima para ello,  ya que este sentimiento expresa en su sentido más inofensivo Degradación humana, y al otro extremo,  desprecio y repulsión por un ser.

Que se esconde
Como humanos solemos usar dicha expresión para mostrarnos como seres bondadosos con relación a otros que pudieron o nos hacen daño, pero la verdad es que cuando lo decimos, estamos mostrando un gran odio hacia esa persona; y no es el odio precisamente una emoción que comunique bondad.

Persona que sienta rabia, dolor, tristeza, furia, ira, odio, rencor, reconcomio, etc. contra una persona – que a la larga es contra ella misma – y quiera esconder estos sentimientos con la lástima, está cometiendo un acto de autoflagelación inconciente, se está agrediendo  así mismo de forma más violenta que si golpeara su cabeza contra la pared.

Libérate de la Lástima
Se hace necesario perdonar, conectarse con miles de cosas y sentimientos positivos, ocuparse de mejorar la inteligencia emocional cada día, aprender el arte de la  asertividad y finalmente a soltar todo  aquello que se convierte en una carga pesada y que llevarla en la “maleta emocional” no genera ningún valor.

No sientas nunca lástima, así ni  te lastimas ni lastimas a nadie; mereces cosas mucho mejores, mereces descubrir y disfrutar de los sentimientos nobles, buenos, tiernos, gratificantes y amorosos que si valen la pena vivir y expresar.               

Amancio E. Ojeda Saavedra
Twitter: @amanciojeda