domingo, 8 de febrero de 2015

Declarar la Misión en las organizaciones.



En mis últimos años como consultor he trabajado  de manera frecuente, con la creación de los enunciados de: Misión, Visión y Valores, a través de un proceso que hemos denominado “Conversaciones de Futuro” y luego emprendemos los procesos de Planificación Estratégica.

Cuando comenzamos el proceso de trabajar con el enunciado de “Misión” de la organización, le pido  al equipo  estratégico que considere lo siguiente: 

1.- La Misión debe responder a la interrogante: ¿Para qué existimos cómo organización? (Hay otras que se deberían de esta) y la respuesta debe ser dada desde varios ámbitos, donde se incluya a: el factor humano interno, el cliente, los socios y  la comunidad a las que se debe la organización.

2.- Debe servir como complemento perfecto de “La Visión”, incluso tienen que existir elementos que conecten de manera directa una con otra. 

3.- Es conveniente que sea redactada de tal manera que todo quien la lea la entienda, la internalice y lo inspire a la acción. Una prueba que recomiendo  hacer es que se ponga el enunciado  de la Misión a prueba, pidiéndole a un grupo de niños y  adolescentes que la lean y  la interpreten. Si ellos son capaces de interpretarla correctamente, es un buen camino. 

 4.- Toda Misión define lo que a organización es capaz de ofrecer, por ello es vital entender que no importa cuál sea el tipo de organización, todas están llamadas a Servir. 

5.- La misión es un instrumento efectivo para conectar a la gente con la organización de manera constante, con su esencia creadora, dar sentido de pertenencia y  comprender que esa Misión lo hace útil y grande. 

Jerry Porras Lane es profesor de comportamiento organizacional y cambio, en la Universidad de Stanford Graduate School of Business; es una verdadera autoridad en la materia y  al respecto  escribió esto: “La ideología central define la naturaleza duradera de una organización; una identidad coherente que va más allá de los ciclos de vida del producto o del mercado, de los avances tecnológicos, las modas gerenciales o los líderes individuales. En verdad, el aporte más duradero y significativo de quienes forjan empresas visionarias es la ideología central.” 


Amancio E. Ojeda Saavedra 
@amanciojeda