domingo, 21 de julio de 2013

¿Cuándo un día es vacío? y ¿Cuándo un día es pleno?


¿Cuándo un día es vacío? Cuando…

* Tus acciones del día no  están acorde con el movimiento necesario para hacer una diferencia en tu existencia.

* Al final del día sientes que hiciste mucho, pero avanzaste poco.

* A pesar de haber pasado un día tranquilo, tu corazón se siente vacío.

* La contribución a tu calidad de vida y a la de otros está muy por debajo  de las posibilidades físicas y emocionales que posees.  

* Al detallar cada hora descubres que no aprendiste nada nuevo.

* Existe un des-balance marcado entre el tiempo productivo y el tiempo de ocio mal utilizado, y eso te hace sentir mal.

* Estas convencido que pudiste hacer más cosas de las que hiciste, y te amparaste en el “Auto-saboteo” de tus metas para no hacerlas.

*Al verte al “espejo” te reprochas por errores cometidos retirados, diciendo: “lo volví hacer”.

* Perdiste una maravillosa oportunidad de vida por omisión.


¿Cuándo un día es pleno? Cuando…

* Sentiste la presencia de Dios en tus acciones de bien.

* Al llegar cansado a casa tienes una sonrisa producto de haber disfrutado del día.

* Pones la cabeza en la cama y puedes decir: Misión cumplida.

* Sabes por un gesto o una palabra, que le cambiaste de forma positiva el día a alguien.

* Tu alegría contagió a muchos de quienes te rodean.

* Tu  corazón y cerebro trabajaron encendidos en función de una meta o en la resolución de un desafío.  

* Conviertes el remordimiento de que no te alcanzo el día, por un plan para mañana.

* Regalaste un montón de sonrisas.

* Trabajaste de forma entusiasta en lo que te hace feliz  y reconoces cómo tu vocación.

* Diste un paso firme al logro  de  tu meta personal o familiar.

* Sentiste y reafirmaste tu creencia en el amor, como la mejor herramienta para transformar nuestras vidas.

* Te hiciste consciente y actuaste con todos tus valores de vida, sin negar o esquivar alguno.

* Hayas leído este artículo me ayuda a que mi día sea pleno, y espero que el tuyo no  seas menos que alegre y feliz.  

Siempre Tu Amigo... 


Amancio E. Ojeda Saavedra
@amanciojeda