lunes, 15 de diciembre de 2014

El Liderazgo Situacional

El Liderazgo Situación (SL II®) es un modelo de desarrollo  para ayudar a las personas a progresar y alcanzar sus metas   personales y las de la organización.  El modelo se fundamenta en que el liderazgo es para hacer el bien mayor y parte de la asociación líder - colaborador;  por eso no se hace a las personas sino con las personas. Es un recurso de los líderes, para ayudar a sus supervisados a convertirse en colaboradores autónomos. Es una estrategia para incrementar la calidad y cantidad de la comunicación respecto a metas y trabajo cotidiano que ayuda a liberar la energía y la creatividad en la organización y es aplicable en 4 ámbitos: Auto liderazgo,  Liderazgo Uno a Uno,  Liderazgo de Equipos y Liderazgo Organizacional.

El líder situacional, adecúa sus comportamientos para proporcionar a los colaboradores lo  necesario (metas, dirección, capacitación, apoyo, retroalimentación o reconocimiento) para desarrollar sus  conocimientos, habilidades, motivación y confianza en el camino de ser un colaborador autónomo. Por eso no hay un estilo de liderazgo mejor que otro, solo uno más adecuado que otro, dependiendo de la situación o acción específica y basado en diagnosticar que requiere cada persona para cada tarea u objetivo.

Un Líder Situacional es un Líder servidor pues constantemente se pregunta cuál es la mejor manera de ayudar a su gente para que llegue a la meta. Es un líder por influencia pues modela lo que dice mientras enseña, acompaña y escucha a su gente buscando que los cambios y el compromiso permanezcan en el tiempo. 


La única manera de lograr resultados extraordinarios es trabajando con las personas y ayudándolas a entusiasmarse y apasionarse con sus tareas, a desarrollar las competencias y la autoestima que necesitan para hacerlas con autonomía, a vincularse con la empresa y sentirse apreciados por ella.

Jacqueline Russo 
Conferenciante internacional  y facilitadora del equipo Blanchard Internacional.