domingo, 17 de noviembre de 2013

Una canción para La Chinita

Hoy comienza el amanecer gaitero en mi ciudad (Maracaibo), allí se pasa la noche en vela cantándole a la Virgen del Rosario de Chiquinquirá. Propios y extraños, celebran la devoción a la Virgen, marcada por su aparición en una tablita. Esta festividad llena de fe mariana a los devotos, que alegres cuentan los milagros recibidos. 

Elegir una gaita (de las tantas escritas) para honrar desde Valencia a mi Chinita, fue una tarea tan difícil como gratamente sonora, pasearme por melodías viejas y nuevas, populares, desconocidas, románticas, clásicas o guaqueras, me puso en un recorrido singular y, en la nostalgia de mi lar. Escuché desde: La Grey Zuliana, Virgen Morena, El 18 de Noviembre, Ay mi Chinita, Como un solo Corazón, El día que la Virgen Lloró, Para ti Chinita, Simplemente María, Imploración, La historia de la Chinita, y un etcétera tan largo como el puente sobre el Lago de Maracaibo. Tan sólo con el trabajo hecho por Los Chiquinquireños es suficiente para pasar horas y horas tratando de seleccionar una, es por ello que sé que la lista anterior es tan minúscula como injusta. 

Como solución salomónica, para poderla venerar y compartir unos versos y estribillos que la enaltezcan, dejo la letra del “Himno a la Virgen de Chiquinquirá” (Letra: Graziela Rincón Calcaño). 


Mi Virgen Chinita, te dedico esta entrega, te doy gracias por cuidarnos y sigue bendiciendo a todos con tu amor y bondad.


Amancio E. Ojeda Saavedra 
@amanciojeda
amancio@alianzasdeaprendizaje.com