lunes, 1 de abril de 2013

Liderazgo Ecléctico para Venezuela



El término Ecléctico viene del Griego ἐκλεκτικός, que significa: elige. Y el eclecticismo es un modo filosófico que se caracteriza, por permitir que se elija y  se combine distintas corrientes del pensamiento: las artes, lo profundo o ligero, lo pragmático y  lo abstracto de las corrientes científicas y sociales. Entre otros.  Al combinar todo lo que se elija, y  que se entiende que tiene coherencia, se busca desarrollar un nuevo concepto con aplicación práctica.

Nuestra nación necesita un Líder Ecléctico, que sea capaz de  combinar las necesidades de todos los coterráneos, en un concepto  variado, donde  se pueda convivir en una cultura tan variopinta como  la nuestra.

Estamos en un momento como país donde las teorías más exitosas de Liderazgo tradicionales no son la clave; creo que no  existe un concepto que pueda ser aplicado como receta; necesitamos la combinación de muchas practicas de éxito, muchas teorías, y  sobre todo, de mucha observación sobre los resultados. Nos corresponde construir una nueva sociedad sobre la visión de un Liderazgo que represente transformación desde la acción ciudadana, donde se amplían las posibilidades de crecer para todos.

En el pasado se hablaba que los esfuerzos sociales se deberían centrar en: Educación, Salud y Empleo; luego se incluyó la Seguridad. Yo  creo  que  hoy los esfuerzos deben estar centrados en estos aspectos y otros más. Requerimos generar rápidamente un compromiso social por el respeto a las leyes, desde el conocimiento de las mismas; necesitamos con urgencia trabajar en la aceptación del otro, como  legitimo  otro; estamos presionados por recuperar la pasión  por la meritocracia; es innegable nuestro apremio  por volver a la práctica de valores esenciales. El nuevo  liderazgo de la nación debe proponer una Visión de País amplia y clara en todos estos ámbitos y muchos que se quedan en mi tintero.  

Hoy  con mayor fuerza creo que el Líder que nos corresponde elegir, debe darse a la tarea de estar acompañado de muy  buenos Líderes, indiferentemente de sus convicciones o  teorías, sobre las soluciones para los distintos ámbitos; y  como  Líder ecléctico debe conjugar las alternativas que aun en las diferencias puedan conseguirse, para crear nuevos  hallazgos de logros sociales.      

El Líder ecléctico que requiere el país, es el mismo tipo  de  liderazgo que se requiere en las empresas, en las instituciones del  estado, en las juntas de condominios, en los consejos comunales, en las aulas, en los sindicatos, etc. Debe ser un liderazgo  que se basa en la construcción de nuevos escenarios sobre la base de la innovación de la convivencia y la productividad ciudadana.


Amancio E. Ojeda Saavedra 
@amanciojeda