domingo, 10 de febrero de 2013

Arrolladores al Asecho


En los equipos y organizaciones nos encontramos con personas que catalogamos como “Arrolladores”, es ese tipo  de gente que muestran un comportamiento impetuoso, capaces de pasar por encima de todo y de todos con tal de lograr un objetivo, el tacto con las personas está ausente en su conducta, la  determinación al logro  es  inamovible, son leales a su líder y a su organización,  siendo esto último positivo, es necesario  rescatarlos.

Los Arrolladores solo atienden a quienes les otorgan autoridad, generalmente a sus jefes, son disciplinados para cumplir órdenes y  suelen estar de acuerdo  con los planteamientos de su líder, ellos genuinamente compran las ideas y salen a su consecución. Cuando sienten que alguien esta atrasando su objetivo no tienen “pelos en la lengua” para decírselo, no escuchan razones y menos les importa como los otros puedan sentirse.

Estos personajes suelen ser rechazados por sus comportamientos,  su popularidad es tan baja, que si salieran del equipo la gente sentiría un alivio, a pesar de que estén perdiendo personas competentes.

Curando a los Arrolladores
1.- El líder es la persona responsable de ayudarlos, a través de conversaciones directas y precisas, exigiendo un cambio necesario en su conducta.

2.- Reconózcales lo buenos que son, su compromiso y lealtad, pero  de forma clara y sin rodeos hágale saber que esto no  es todo, el respeto a la gente y la armonía del equipo también valen.

3.- Haga un ejercicio de recordación, narrándole cuando  se ha comportado de forma impropia o injusta, destacando aquellas conductas que se convirtieron en contra de él  y  de los resultados del equipo. 

4.- Haga que de forma expresa reconozca su equivocación al actuar, insista hasta lograrlo, cuando el líder logra que el Arrollador acepte su mal proceder, habrá allanado al camino para su mejora.

5.- Genere una conversación donde el Arrollador pueda identificar que pensamientos, sensaciones  y emociones se le activan antes de iniciar una descarga o acción arrolladora, para que de forma consciente en lo sucesivo pueda detenerse y tomar acciones más asertivas.  

6.- Genere espacios de conversación y reflexión grupal, donde el Arrollador pueda pedir disculpas, reivindicarse y mejorar su imagen con los miembros de su equipo. 

Asuma el desafío de curar a los arrolladores, y obtendrá un equipo más armónico y comprometido.


Amancio E. Ojeda Saavedra
Teléfonos: +58-241-868.1788

Twitter: @amanciojeda