domingo, 9 de diciembre de 2012

La clase de líder que quiero Ser


En muchas oportunidades me he cuestionado sobre: ¿Qué clase de líder quiero Ser? Y ciertamente mi  respuesta varía al pasar el tiempo, cambia en la medida en que estudio, investigo o  pongo en práctica alguna iniciativa que me hace sentido para mejorar mi  liderazgo; pero en cada oportunidad de las que tengo consciencia, que he notado mi variación en la respuesta, he descubierto que hay algo que se mantiene y si varía es para acercarme más, eso se refiere a la última palabra de la pregunta: Ser.

El líder que quiero Ser, está referido  al Ser que busco  Ser, a esta persona que disfruto siendo y que quiero  transmitir como una posibilidad, no  siempre funciona mi  manera de ver el mundo, y eso me muestra que mi búsqueda tiene aún muchos lunares que curar, muchas oportunidades para ser mejor, pero creo que de eso trata el vivir en plenitud. 

Cuando  busco  definir o  responder sobre un perfil de mi manera de ser líder, no está basado literalmente en los modelos de Liderazgo que se consiguen en los libros, esos conceptos los comprendo, los apoyo, los promuevo y creo en ellos. Mi pregunta, y la respuesta en la que me desafío a conseguir va más lejos; yo busco responder que marca distintiva dejo en la gente de manera positiva cuando tengo la oportunidad de acercarme a alguien.   

Estar en contacto con un ser, es la oportunidad de tocar un alma, es la posibilidad de dejar a ese ser mejor que como lo conseguiste; es una oportunidad de invitarlo y que acepte la invitación, a moverse de un lugar a otro y, que ese movimiento a la larga le genere bienestar, según su propia decisión y no porque lo sintió impuesto o se siente comprometido. 

Ser un líder, que genera desplazamiento de emociones y pensamientos, que contacta a la gente consigo misma y que invita a lugares de superior desarrollo, eso  me entusiasma, eso  me inspira, pero ser un líder que a través de mi propia conquista interna y mi propio mejoramiento, sirve de ejemplo a otros, eso me llena de gozo y de sentido. 

La clase de líder que quiero ser, tiene cabida en muchos ámbitos de la vida, desde lo ciudadano, educativo, organizacional, religioso e intelectual, pero donde me exijo más, donde busco profundizar mis cambios y mejoras es en lo humano; Allí  mi  gran desafío, allí  el lugar al que pertenezco, ese lugar lo llamo: Transformarme como humano para poder contribuir a la transformación de otros. 

Si me preguntaran luego de este escrito: ¿Qué clase de líder quiero Ser? Un Líder que se transforma en lo humano, y otros se inspiran a actuar en su  transformación.  


Amancio E. Ojeda Saavedra
@amanciojeda / amancio@alianzasdeaprendizaje.com