domingo, 22 de julio de 2012

Sobre el Destino


En una oportunidad le preguntaron a Ramiro Calle (Maestro Yogui Español)  lo siguiente:

¿Existen el destino o la predestinación? ¿Nuestro ADN ya predetermina nuestro futuro o, como piensan otros, el destino lo escribe cada uno? ¿Puede uno ir en contra de su propio destino?

A esto respondió:

Los yoguis desde muy antaño nos dicen que a la vez hay destino y libre albedrío y tratan de conciliar ambas posiciones. Venimos al mundo arrastrando muchos condicionamientos porque todos somos un resultado de la evolución de la especie. Nacemos en una u otra familia como seres humanos y no como animales o plantas, en uno u otro país y en una u otra época, y a todo eso le podemos llamar destino, porque son condicionamientos que escapan a nuestro control. Pero una vez estamos en el río de nuestro destino podemos nadar a favor o en contra de las aguas, por la superficie o por la profundidad, ir hacia una u otra orilla y eso sería el libre albedrío, es decir, ir haciendo nuestro destino dentro del destino, pero siempre siendo responsables de nuestros actos y de sus consecuencias.”

La consciencia de transformación humana y evolución de nuestra existencia depende básicamente de la decisión individual, se necesita abandonar la fácil excusa de la “identidad que nos crearon” bajo el estigma de la familia, la crianza, las circunstancias del entorno, etc. Cuando  alguien decide evolucionar y transformar su vida, lo primero que debe entender es que su historia no lo  determina en el presente, que lo importante es el ahora. 

Quien toma consciencia de su naturaleza;  quien sabe interpretar el dolor y  no necesariamente volverlo sufrimiento;  quien aprende a valorar el presente como la manera de ser mejor, podrá crear su destino  consiguiéndose como  Ser, cada día.

A la existencia humana  y a la transformación del Ser no  se le puede poner fecha de vencimiento; mientras exista vida existe la oportunidad de crecer y cambiar, es el presente el momento para empezar, para mejorar, para ser y transformarse. 

¿Qué piensa usted del destino?



Amancio E. Ojeda Saavedra
Alianzas de Aprendizaje
Twitter: @amanciojeda