lunes, 28 de noviembre de 2011

La Velocidad Humana



En tiempos de hoy, existe una demanda de velocidad para casi todo lo que nos proponemos hacer, todos quieren todo  rápido, para ya, para ayer, casi  que hemos internalizado que ser bueno y  eficiente es hacer las cosas  a una mayor velocidad. ¡Tengo  una seria diferencia sobre esta convicción de muchos!

Pensando en que la vida se nos va tan rápido y nosotros aceleramos los procesos, me pregunte:

¿En qué áreas me gustaría ver a la gente siendo Veloz? 

Y  me respondí:

Quiero  gente Veloz para perdonar y librarse de odios y  rencores que nada le sirven.
Quiero  gente Veloz para abandonar miedos y temores, que en definitiva es lo que los detiene a conseguir los más importantes logros.
Quiero  gente Veloz para que participe en sus comunidades a la resolución de  problemas, que pase velozmente de la queja a la puesta en acción para la solución.
Quiero  gente Veloz para que aprenda cada día nuevas y mejores cosas.
Quiero  gente Veloz para servir a otros sin intereses personales y posiciones egoístas, que en el esmero de atender y  servir a otros, todos nos sintamos comprometidos con el bien colectivo.
Quiero  gente Veloz para regalar sonrisas y  abrazos, sin discriminar, sólo sabiendo que sonriendo y abrazando se ayuda a sí mismo y hace que otros se sientan bien. 
Quiero  gente Veloz que comprenda que el tiempo es relativo,  y lo que importa es que en lo que lo inviertas, te haga feliz.
Quiero  gente Veloz para reconocer su equivocación y comenzar su rectificación.
Quiero  gente Veloz que comprenda la teoría y  pase a la práctica.
Quiero gente Veloz para descubrir las cosas buenas de sus semejantes, antes de descubrir lo que no le gusta.

He descubierto  que la velocidad en la vida, en ocasiones no me permite descubrir y  disfrutar de sabores, de olores, de paisajes, de buena compañía, de afectos, de conversaciones productivas y de placeres espirituales.

En otras ocasiones cuando  me descubro  que quiero  ir a mayor velocidad, me pregunto: ¿Quién te persigue? ¿Con quién estas compitiendo? Y me doy  cuenta lo inútil que se convierte “ser veloz” para alcanzar algo material, cuando mi  velocidad esta sobrepuesta a la oportunidades de ser mejor ser. 




Amancio E. Ojeda Saavedra
amancio@alianzas.com.ve 
Twitter: @amanciojeda