miércoles, 9 de noviembre de 2011

El Dinero: ¿Objetivo o Consecuencia?

Este preciado  y necesario instrumento que ayuda a la sociabilización y realizar de manera formal el intercambio de bienes, servicios o cumplimientos de  compromisos en una sociedad; se ha convertido: para unos en un “Objetivo” de  vida y para otras una “Consecuencia” de lo que hacen con amor.

Listo un grupo de diferencias que se presentan en las personas que su relación con el dinero es de “Objetivo” o de “Consecuencia”. 


Objetivo
Consecuencia

Sus  acciones las determinan cuanto se ganará.

Busca cada día nuevas oportunidades para incrementar sus ingresos, aunque su nivel de  compromiso por esa actividad u organización no sea bueno.


Por más dinero  que posea, siempre siente la sensación que le es “insuficiente”



Las posesiones materiales determinan su estatus, mostrándolo como trofeos.

La falta de  dinero  le genera angustia, ansiedad y  estrés sobre los niveles normales, perdiendo la calma y el sueño.


Invierte dinero, buscando  el más rápido retorno  de  la inversión.  

  
Sea un empleado  o un empresario, lo que lo mueve es el dinero.


Cree con convicción que el dinero es una meta,  hay  que salir a buscarlo  cada día de su vida.

Sus acciones las determinan cuanto placer le provocan.

Busca cada día oportunidades de incrementar sus ingresos, sabiendo que la actividad que haga debe tener relación con su propósito  de  vida.


Cuanto más dinero posee, sabe que su  trabajo  es valorado, y  le da más importancia al valor de su gestión, que a la necesidad de  acumular fortuna. 

Las posesiones materiales determinan su confort, disfrutando  de ello.

La falta de dinero le genera intranquilidad, tomando  acciones, confiado que desde su propósito solventará esa condición momentánea.

Sabe que la mejor inversión de dinero está en él o ella misma (salud y educación) y que el retorno  de  la inversión llegará.

Sea un empleado o un empresario, lo que lo mueve es lograr el desarrollo  de  su propósito.

Cree con convicción que el dinero  es una consecuencia de lo que hace cada día con amor.


No pretendo  indicar cual vía es la mejor, cada cual tiene el derecho de generar su propio estilo de relación con el dinero, y  sea cual sea, esto  es válido para quien lo decide.  En mi caso ha sido muy  beneficioso pasar que mi vida rotara en relación al dinero, para que gire en función a mi propósito de vida. Sin temor a equivocarme puedo  decir que ha sido más rentable desde todo punto  de  vista.  

Amancio E. Ojeda Saavedra
Twitter: @amanciojeda