martes, 18 de octubre de 2011

La lección perdida del liderazgo

Luego de tener más de 15 años estudiando de manera disciplinada y practicando el liderazgo, hay una lección fundamental en este tema que se ha perdido en el tiempo, se nota su ausencia en organizaciones, salones de clases, instituciones públicas y privadas, en agrupaciones cívicas, iglesias, partidos políticos, entre otras.

Donde exista un líder existen seguidores, y por ende debe haber unos códigos basados en las diferentes responsabilidades de cada quien, pero sobre todo hay una función que es la esencia del líder y que se esfumó en muchos dirigentes.


Me refiero a que los líderes tienen como principal función SERVIR a la gente, los líderes son en esencia unos servidores de sus seguidores, no al contrario. Lo que solemos ver, es mucha gente sirviendo al líder y el líder "haciendo su trabajo" de dirección.


Es frecuente conseguir que un supervisor haga su trabajo pensando en complacer a su jefe y no en atender a sus colaboradores; y su jefe hace lo mismo para complacer al gerente, y se olvida de atender al supervisor, y así sigue la cadena. ¿Quién atiende entonces al colaborador del peldaño más bajo?


Servir a otros; atender las necesidades de los seguidores; hacer que los seguidores (por muchos que sean) se sienta atendidos por el líder, es la principal función. Antes de desarrollar una poderosa visión, antes de contagiar a la gente con una idea, antes de iniciar a dar órdenes y tener el control del equipo, el líder debe conocer que su mayor grado de responsabilidad está en servir a la gente.


Cuando un líder se olvida a quien se debe por estar en la carrera de ascenso organizacional o de cualquier índole, comienza hacer un trabajo de servir a sus superiores, y es allí donde existe una distorsión de lo que se llama liderazgo.


Toda persona que tenga un positivo deseo de liderar, debe iniciar por comprobar su capacidad y disfrute al momento de servir a otros. Los líderes deben reencontrarse con su deseo de servir, y deben enfocar sus energías y acciones para atender a los seguidores ante de atender a las cúpulas de los niveles superiores o de poder. 
 
 
Amancio E. Ojeda Saavedra
amancio@alianzas.com.ve
Twitter @amanciojeda