domingo, 10 de abril de 2011

El Secreto y la Sugestología

Varios asiduos lectores de esta columna y otros amigos, me han escrito y llamado para conocer mi opinión sobre “El Secreto”, documental que está de moda, y que se refiere a la ley de atracción.

Lo que me ocurrió cuando lo vi en la primera oportunidad, fue una especie de sorpresa y confusión, luego de dos días lo volví a ver con un sentido más critico, y conseguí que la Ley de Atracción, es cierta y funciona, además  comprendí que la forma de potenciarla es a través de la “Sugestología”.

La sugestología es una disciplina creada por el Dr. Georgi Lozanov, quien a través de muchas investigaciones, se da cuenta que cuando una persona es sometida a un ambiente donde se le sugestiona adecuadamente, sus condiciones y potencialidad  para lograr las cosas es superior a quien no la recibe.

La sugestología es la base fundamental del “Aprendizaje Acelerado”, esta última es la metodología educativa que utilizamos para facilitar los procesos de aprendizaje que lidera nuestra empresa.

Se complementan
Ciertamente la Ley de Atracción y la sugestología se complementan, una desarrolla el “qué” y la otra el “cómo”, el cargarte de sugestiones positivas, verbales o no, hace que inicie y se mantenga la ley de atracción, permite que tus condiciones mentales estén más alerta a los avisos que te conducen   al logro de las metas, estar sugestionado afirmativamente te permite enfocarte mental y físicamente en lo que debes hacer para el logro de los objetivos, entre otras cosas.

He visto que la relación es tan directa, que incluso dentro de los conceptos de la sugestología, existe lo que se ha denominado la “Desugestión”, que establece la forma de abandonar aquellas sugestiones negativas que por muchos años nos limitaron, esto puede ser la formula para deshacerse   de aquellos pensamientos de lo No Deseado, y que finalmente por la ley de atracción terminamos llamando y viviendo.

Esta visión de “El Secreto” es una de las muchas interpretaciones que se han desarrollado, unas más místicas, otras más espirituales, otras más escépticas, otras más prácticas; al final todos buscando una manera de alcanzar nuestras metas anheladas.

¿Qué opinas tú de este concepto? 


Amancio E. Ojeda Saavedra

Twitter: @amanciojeda