miércoles, 23 de febrero de 2011

Quien perdona, No olvida

Existe la vieja creencia que para perdonar hay que olvidar,  y esto se ha convertido en muchas personas como algo cierto, y con esta creencia miden su  nivel de perdonar y de ser perdonados.

Humanamente y físicamente, es una tarea compleja decidir olvidar algo que ha causado un impacto emocional grande en nuestras vidas; así como no se olvida el nacimiento de un  hijo por lo grande y positivo que es; tampoco se olvida el día, el lugar y la hora  cuando sufriste una desilusión amorosa.  

Por tanto, como  esa información esta alojada en nuestro cerebro pensante (Corteza neocortical) y en nuestro cerebro emocional (Corteza limbica) es casi imposible borrar dichas situaciones de nuestros recuerdos, lo que si es posible es quitarlos de  nuestros cotidianos pensamientos y más alla de  ello recordarlos sin dolor.

Decidir perdonar  
El perdón es una decisión, es un ejercicio de reconocimiento sobre los siguientes puntos:

1.   Los odios y rencores que posees, solo te dañan a ti.
2.   Decides perdonar, para liberar a esa persona y para liberarte.
3.   Reconoces que mientras más piensas en esa situación, mayor es tu dolor.
4.   El desprecio, el callarse, la depresión, el sufrir sin hacer nada, la sed de venganza, los actos llenos de furia, no son otra cosa que la expresión que le has dado tanto poder a esa situación y/o  a esa persona, que te sobrepasa y te quita la tranquilidad.
5.   Entiendes que no podrás avanzar a buscar una vida mejor, mientras estés anclado en el pasado y en una historia que no puedes cambiar.  

Cuando decides perdonar, es porque sabes que es lo mejor para ti, sin importar el otro, no lo haces para que el otro se sienta bien, lo haces para sentirte tranquilo y sacar de tu corazón todas esas sustancias toxicas que lo contaminan y lo hacen más débil.

Cómo  sabrás cuando  has perdonado
Sabrás que has perdonado cuando saques los sentimientos negativos de tu  corazón y puedas recordar esa situación sin que te cause daño y dolor, cuando puedas hablar de ese capítulo de tu vida, como una historia de la  cual has aprendido y que te permitió crecer como ser, cuando te refieres a esa situación sin que te cause sentimientos encontrados, cuando  te sientes libre.

"Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar" Así lo dijo Gandhi, frase que reconozco como sabia, ya que nos dice que el perdón es un acto de amor, y todos tenemos que aprender el arte de amar en toda su magnitud.

Amancio E. Ojeda Saavedra
Alianzas de Aprendizaje

www.alianzasdeaprendizaje.com 
Twitter: @amanciojeda