lunes, 21 de febrero de 2011

Escribe una carta para perdonar


“Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza”
Laurence Sterne

Todos necesitamos perdonar y ser perdonados, por muchas o pocas razones, una forma de liberarte de esos sentimientos tan dañinos como la rabia, el odio, la repulsión y el rencor, es perdonando.

¿Cómo perdonar?
Una forma de alcanzar la libertad emocional, es escribiendo una o varias cartas, a quienes necesitas perdonar.

Cuando escribas la “carta del perdón”, te sugiero:

1. Escribe  la fecha, el nombre completo de la persona y el vínculo que tiene contigo.

2. Abre la comunicación con un saludo, y redacta una introducción que haga referencia a la relación que llevabas, resaltando las cosas buenas, divertidas, interesantes, profundas,  hasta llegar a la situación que hizo que se generara ese reconcomio en ti.

3. Escribe todo  sentimiento, malestar, todas las cosas que desees decirles, y que tienes guardada, esas que “se merece” pero no te atreves, bota todo ese “veneno” que contamina tu corazón y tu espíritu; al hacerlo sentirás tranquilidad y alivio, incluso si escribir te haya abierto al llanto.

4. Escribe 10  razones o más por las que quieres condonarlo (la), y por las que crees merece tu perdón. Aquí suma un párrafo con las cosas que tú hiciste y que quieres que ese ser te perdone.   

5. Conéctate con la emoción de amor y paz, expresa libremente lo que esperas para el futuro con esta persona. Y despídete a tu estilo, escribiendo lo que desees. 

La decisión final
Al culminar la carta léela 2 o 3 veces en ese momento, sin modificarla y guárdala. Espera 3 días para releerla y ahora si es tu gusto modifícala o escríbele una carta nueva.

Mientras más las leas o escribas nuevas cartas, tu sentimientos dañinos se disolverán, estarás mucho más cerca de sentirte libre de esas emociones. No las leas para torturarte y alimentar más tu rencor.

Es tu decisión entregarla, enviarla, leérsela o que jamás se entere que la escribiste. Si te sientes con la entereza emocional de hacerle saber lo que te ocurre y como te encuentras, haciendo uso de una “carta del perdón”, es que ya perdonaste y estas más sano. ¡Bravo por ti!  


Amancio E. Ojeda Saavedra 
Twitter: @amanciojeda