lunes, 25 de octubre de 2010

Una "Victoria 4x4"


En una experiencia de aprendizaje que facilitaba para un grupo de gente muy  especial, se abrió una conversación donde mencioné a mi abuela, quien hoy no la tenemos con nosotros, pero quien nos enseño muchísimas cosas.

Me referí a ella, para reconocerle su alto grado de inteligencia interpersonal y su clara sabiduría, comente, que ella a pesar de no haber aprendido a leer ni a escribir,  fue una excepcional facilitadora de cómo ser feliz, llevándosela bien con la gente.   

Hoy estoy completamente seguro que abuela Victoria fue una mujer “todo terreno” en el espacio del manejo de  las emociones, ella sabia reencuadrar cualquier situación por difícil que fuese, y salía airosa de cualquier escenario que ponía aprueba su manejo de las relaciones humanas.

Cuando digo  que este ser era “4x4”, me refiero a su capacidad de adaptación a nuevas situaciones de una manera formidable, de relacionarse de forma afable y amistosa con todo tipo de persona, de cualquier raza, cultura, posición social, posición política, profesión, etc. Ella lograba desde el amor y el saber dar, ganarse el afecto de todo quien la conoció.

Desarrollo  de la Inteligencia Interpersonal
Las circunstancia (creadas por ella misma) le permitieron – como nos permite a todos – desarrollar este tipo inteligencia, a través de practicarla de manera sostenida y aprender de lo que nos ocurre. Ciertamente todos estamos expuestos a relacionarnos y deberíamos ser muy inteligentes en las relaciones con otros, pero ¿Por qué hay quienes no lo logran? Juzgo que aquellos que no lo logran es porque que deciden relacionarse, vivir lo que les ocurre, pero sin aprender de ello. 

Para desarrollar la Inteligencia Interpersonal, creo que luego  de exponernos a situaciones donde sentimos que lo hicimos bien, que estamos llevando una relación con armonía, con paz, que disfrutamos, nos complementa, todas las partes se sienten bien, debemos preguntarnos ¿Qué estamos haciendo bien en esta relación? Y luego  repetirlo.

Si hay un tipo  de situación donde desearíamos ser más inteligente interpersonalmente y no logramos el objetivo, debemos preguntarnos ¿Qué estoy dejando  de hacer? O ¿Qué estoy haciendo? Que no permite establecer el vínculo con los otros como yo espero. 

La inteligencia interpersonal debe generar vínculos sanos con otros, es una de las claves para vivir en paz y armonía, es saber que en el mundo de las relaciones estamos montados en un “4x4”  y debemos aprender andar en él para ser Victoriosos.